Conversión de san Pablo, apóstol

25 DE ENERO DE 2016

Esta fiesta tiene su origen en el siglo X, cuando existía la costumbre de distribuir, desde la tumba de san Pablo, supuestas reliquias, como parte de sus vestidos o eslabones de las cadenas con las cuales, se creía, había sido atado el apóstol. La fiesta se llamó, por esta razón, traslación de recuerdos de la tumba de san Pablo. Naturalmente, la Iglesia reprobó esta costumbre y subrayó la importancia de la imitación espiritual de san Pablo. Por esto se llamó después la fiesta de la “Conversión de san Pablo”, para recordar aquel acontecimiento, el más importante en la Iglesia primitiva que el mismo Pablo narra dos veces en los Hechos de los Apóstoles: cuando lo detuvieron en Jerusalén y dos años más tarde, cuando fue presentado, como prisionero, ante el procurador Festo, el rey Agripa y su esposa Berenice.  (Hechos 22,3-21; 26, 4-23). El evangelista san Lucas dedica casi la mitad del libro de los Hechos de los Apóstoles al apostolado de san Pablo. También en las cartas de los apóstoles, se hace mención expresa de la aparición de Cristo resucitado al fariseo Saulo y su conversión total, por la gracia del Señor.

Para Saulo este encuentro con Cristo tuvo dos consecuencias decisivas: primeramente abandonarlo todo por amor a Cristo. Saulo abandonó a su familia, renunció a su orgullo de raza, a su carrera profesional, a sus aspiraciones, a su fanatismo farisaico, a sus amigos y parientes judíos. Todo esto, comparado con Cristo, lo consideró como basura. Del 18 al 25 de enero, los bautizados de todo el mundo celebran una octava de unidad en recuerdo de san Pablo y piden a Dios el don de la unificación de todos los cristianos. Si reflexionamos cómo Cristo pudo edificar su Iglesia en el Mediterráneo por los esfuerzos, los sufrimientos y el martirio de un solo hombre profundamente convertido, no debemos ser pesimistas; también en el mundo de hoy, el Señor de todos los bautizados y no bautizados, sabrá intervenir en la historia para la edificación de su cuerpo místico; con tal que cada uno de nosotros busque encontrar su misión específica, y convertirse, como Pablo, en instrumento de elección para llevar a Cristo al mundo de hoy y, consecuentemente, para padecer, por Cristo, lo que sea necesario.

1 Comment on Conversión de san Pablo, apóstol

  1. He estado explorando un poco por artículos de alta calidad o entradas en webs sobre estos contenidos. Explorando en Google por fin encontré este sitio web. Con lectura de esta post, estoy convencido que he encontrado lo que estaba buscando o al menos tengo esa extraña sensacion, he descubierto exactamente lo que necesitaba. ¡Por supuesto voy hacer que no se olvide este blog y recomendarlo, os pienso visitar regularmente.

    Saludos

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*