San Francisco de Sales

Obispo y doctor de la iglesia 1567-1622
24 de enero de 2016

Tres años antes del nacimiento del santo, había muerto, en Ginebra,  uno de los enemigos más grandes de la Iglesia católica: Calvino, cuya doctrina falsificó no sólo la tradición bíblica y apostólica, sino la misma esencia de Dios, que es el amor. Calvino enseñó que Dios ha predestinado una parte de la humanidad a la condenación eterna y negó que cada uno, por su libre decisión, pudiera elegir también su suerte eterna. Francisco, siendo joven estudiante de derecho, sufrió mucho por la tentación diabólica, creyendo que también él estaba destinado al infierno a pesar de todos sus esfuerzos. Por fin venció los asaltos del enemigo con una doble consagración: En primer lugar pronunció la siguiente consagración a Dios: “Si a ti, Señor Dios, no voy a poderte amar por toda la eternidad, ahora en la tierra quiero amarte de todo corazón”. La segunda consagración la lleva a cabo ante una imagen de la Virgen santísima, rezando el “Acordaos, oh piadosísima Virgen María”. A partir de este momento, su alma se llena de una infinita confianza en la misericordia divina y su mayor anhelo es conocer la verdad teológica de los misterios divinos. No importándole a nuestro santo, el haber sido nombrado oficial mayor de la Suprema Corte de Saboya, aspiró entonces al sacerdocio católico y después de los estudios indispensables, recibió el sacramento del orden, a fines de 1593.

Los primeros cuatro años trabajó en Chablais, la región más contaminada por el calvinismo; ahí sufrió amenazas de muerte, tentativas de asesinato e increíbles penas físicas en sus intrinca-dos caminos apostólicos. Todo esto lo superó predicando y viviendo el amor de Cristo. En 1602 fue nombrado obispo de Ginebra. Igualmente dedicó mucho tiempo a la orientación de los seglares, entre los cuales se encontraba a la viuda de Chantal (cuya  conmemoración en el calendario litúrgico es el 12 de diciembre). Santa Juana Francisca Fremiot de Chantal fundó, por consejo del santo obispo, la congregación de la Visitación de la Virgen María. Durante un viaje pastoral murió el buen pastor, el 28 de diciembre de 1622, a la edad de 55 años. En el siglo XIX, el apóstol de la juventud, san Juan Bosco, se inspiró en el testamento de san Francisco de Sales y fundó a los “Salesianos”. La Iglesia propone a Francisco de Sales como “Patrono de la prensa católica”.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*