La graduación de bachillerato, es el paso al éxito

Este momento es de absoluta felicidad y orgullo para todos. Hoy culmina una etapa de sus vidas para comenzar otra. Respetados graduandos, acompañantes, docentes, rector y demás. Deseo dar infinitas gracias a Dios dador de la vida, la salud y la capacidad de aprender cada día, a los padres, madres, abuelos, hermanos, tíos y familiares, que con
su entrega, esfuerzo, dedicación y sin desfacellecer, los han acompañado en el proceso de formación académico, hasta alcanzar hoy la meta; ser bachilleres. Dar gracias a los rectores y docentes, que sin escatimar esfuerzos han dedicado su vida y lo mejor de su tiempo a educar, aun en medio del cansancio, enfermedades y dificultades, para brindar los conocimiento en las distintas áreas del saber, con el único propósito que los bachilleres, sean personas de bien, de valores, con capacidad de trasformar la sociedad, la familia y sus propias vidas, en donde los demás lean en ustedes el ejemplo y sientan el deseo de ser mejores, de estudiar, de prepararse y de ser excelentes personas, con capacidad de ser felices y exitosos.

Ustedes bachilleres del 2015, sinceras felicitaciones. En el plantel Educativo compartieron con sus compañeros trabajos y esfuerzos, con el propósito de aprender, pero, junto a ese aprendizaje, se les dio la posibilidad de conocer personas maravillosas,de vivir, experimentar y comprender el verdadero significado de la amistad, del compromiso, de la responsabilidad y de manera especial de formarse como personas honestas, justas y cumplidoras del deber.

Bachilleres: El título es la recompensa de esos momentos no gratos, para algunos, no para todos. Muchas clases eran aburridoras, no les gustaba cuando los profesores les llamaban la atención o impartían disciplina, cuando les exigía el cumplimiento de las tareas, pero el único objetivo era formar personas integras, con valores y con suficientes herramientas para que se defendieran en la vida, para que el futuro de cada bachiller fuera con calidad humana, personas formadas que la suerte y la bendición de Dios los alcanza y acompaña, gracias a esos docentes que les ayudaron a descubrir quiénes son, de dónde vienen y para donde van; profesores que les enseñaron la importancia de saber vivir el amor, el progreso, compromiso personal, familiar y social y sobre todo la vivencia de la ética y la moral. Eso los hará grandes.

Bachilleres del 2015: Es bueno que comprendan que el acto de graduación no marca el final del camino, sino el comienzo del éxito. No pueden quedarse ahí, simples bachilleres, se hace necesario el forjar nuevas metas: De trabajo, de estudio, de buscar nuevas oportunidades, para sentirse útil, realizado y capaz de salir adelante con el logro alcanzado. Es bueno que cada bachiller haga suyas las palabras de FRANCIS BACON: “Un hombre sabio construirá más oportunidades que las que encuentra”, y las de ARIEPENCOVIC: “La graduación es solo un concepto. En la vida real te gradúas todos los días. La graduación es un proceso que continúa hasta el último día de tu vida.” Si entienden esto, marcarán gran diferencia entre los demás bachilleres del 2015, porque abrirás puertas en el 2016 para seguir conquistando.

Bachilleres, que en las palabras de un autor desconocido: “Espero que tus sueños te lleven a las esquinas de tus sonrisas, a lo más alto de tus esperanzas, a las ventanas de tus oportunidades, y a los lugares más especiales que tu corazón ha conocido”, se convierta en Sinceras felicitaciones, buenos vientos y buena mar.

Pbro. Orlando Salazar
Ph.D. en Filosofía.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*