Honra a tu padre y a tu madre, para que disfrutes de una larga vida en la tierra que te da el Señor tu Dios.

Entre todos los mandamientos de la ley de DIOS, que debemos recordar y honrar, existe uno maravilloso que encierra el amor sublime del padre de los cielos por la familia y se halla en éxodo capítulo 20 versículo 12, refiriéndose a que debemos honrar a nuestro padres a fin que como bendición a un acto de nuestro comportamiento tan consagrado, él nos bendiga con larga vida en esta tierra. Andamos y pasamos por este mundo en un afán constante y no advertimos que a cada paso, esta nuestro padre celestial, que es tan perfecto que frente a este mandamiento, nos dio ejemplo, al ser amoroso con su amada madre María, pues hasta en el momento álgido de su crucifixión la encargo a pedro, a fin que este la acogiera en su amor de hijo. Al analizar este mandamiento tan preciado, siento profunda pena y vergüenza ante el DIOS de la vida, porque somos muchos los que pasamos por inadvertidos este mandato de DIOS, que no es una opción, es una ley que cae sobre nosotros y dará frutos ante nuestras generaciones, pero en esta sociedad tan atropellante, hemos olvidado que si bien Dios, es nuestro padre celestial, que debemos honrar con nuestros pensamientos, alma y cuerpo, igual debemos hacer con nuestros padres terrenales y ante ello no hay excusas.

Olvidamos aquella mujer que nos llevó en su vientre, dando su vida desde la concepción hasta su  nacimiento, quien nos amamanto, no recordamos al padre que postergo su profesión, sacrifico sus sueños, renuncio muchas veces a un descanso para con su trabajo proveernos lo mejor; pareciéramos dar todo por sentado y pensar que ellos nuestros padres no necesitan escuchar que les amamos, que nos hacen falta y que estar entre sus brazos es el refugio perfecto en esta tierra. Al igual que necesitamos sentirnos amados por Dios, nuestros padres necesitan sentir y saber que les amamos, acuérdate amigo, amiga, cuantas veces tus padres te consolaron, cuidaron en tu enfermedad, asearon cada vez que te ensuciabas, quienes más si no ellos, son los llamados a reprenderte, pues en su infinito amor que casi se iguala al celestial, ellos no desean mal para ti, pues somos sus hijos amados y por nosotros darían la vida, incluso si se necesitara, entonces “por qué”, conforme crecemos nos distanciamos de ellos y los postergamos en el camino de nuestras vidas y los vamos dejando en el olvido, el abandono y el desamor, no son frases de amor las que salen de nuestras bocas hacia ellos, son palabras severas e hirientes que muchas veces les hacen llorar y peor, los sometemos a la mendicidad de nuestros cariños, que flagelo tan grande han padecido por nuestra falta de amor y paciencia hacia ellos, que la tuvieron de sobra con nosotros. Hoy ante la posibilidad maravillosa de hablar de este mandamiento signo perfecto del amor, pido a nuestro amado rey del cielo, nos inquiete a reflexionar y dar cumplimiento a este mandato, honra a tu padre y madre, pues ellos son tu imagen del futuro, pues conforme obres con ellos, así recibirás, como clamaras misericordia para nosotros, si con nuestros padres no la hemos tenido.

Se nos olvida que el ciclo de la vida se repite y que mañana seremos padres y nuestros hijos están llamados a seguir el ejemplo que vamos mostrándoles, que futuro nos deparara si no sembramos en nuestros niños las semillas del amor y respeto por nuestros mayores, si no les demostramos que compartir con ellos nos enriquece el alma, que creamos y fomentamos lazos fuerte de familia  humanidad, que debemos prodigar a ellos los mejor de cada uno de nosotros, pues son la esencia viva de nuestra historia y testimonio del amor de Dios en esta tierra, pues permite que sigamos aquí pese a todos nuestros pecados. Apartémonos de ser y convertirnos en seres indolentes que cuando nuestros padres llegan a su preciosa vejez, los dejamos abandonados en hospitales, ancianatos y calles a su suerte, no existirá mejor lugar para ellos que nuestro hogar, pues el alimento que los sostiene es su familia, el calor, amor y cuidados que ella debe prodigar.

Y te invito a que perdones igualmente al padre o madre que te abandono, que te negó su amor y calor, no eres tú el llamado a juzgarle y acuérdate que existe una cita bíblica que cita “ ¿Puede una madre olvidar a su niño de pecho y dejar de amar al hijo que ha dado a luz? Aun cuando ella lo olvidara, ¡yo no te olvidaré! Grabada te llevo en las palmas de mis manos; tus muros siempre los tengo presentes. Isaías 49:15-16 Pero el padre celestial que es tan generoso nos invita a caminar por sus caminos y nos llama a comenzar porque para él nunca es tarde para que corrijamos nuestros pasos y reconozcamos con amor que nos equivocamos a fin que el perdón llegue a nuestras vidas y su bendición sea una constante en nuestras vidas y la de nuestras presentes y futuras generaciones. Honrando a quien él nos ha mandado a nuestros amados padres y madres.

DRA. JACKYPA.

La defensa y el cuidado de la vida humana desde la concepción

109El primer derecho básico de todo ser humano es poder vivir una vez que fue concebido en el seno de su madre. Hoy día la violación de este derecho se ha llevado sistemáticamente y se ha justificado y defendido en nombre de los supuestos derechos que tiene la madre. En nuestros tiempos la ciencia ha avanzado tanto que quiere manipular la vida humana dejando de lado el juicio moral y ético. Así es como la mal llamada cultura de la muerte no trabaja para construir vida sino para lucrarse económicamente, es por eso que las nuevas generaciones son las que más se ven afectadas por esta cultura. Los jóvenes creen que abortar es tan fácil como embarazarse este es el mayor desafío que afecta al corazón de nuestras familias y un reto para la Iglesia en el nuevo siglo.

La Familia es la primera escuela de fe, es tarea de los padres de hacer de su familia el primer lugar de iniciación cristiana de sus hijos, dándole sentido a sus vidas y acompañándolos en su proyecto de vida permitirle a los hijos caminar y desarrollarse en un ámbito propicio que pueda relacionarse con su entorno, la calidad y desarrollo de la persona depende de la calidad de relación que entable, sobre todo en sus primeros años de vida.

Una mirada de fe

La mirada que dirigimos a la vida, el matrimonio y la familia en nuestra sociedad actual es una mirada de fe por un doble motivo. En primer lugar, porque esa fe nos hace participar de aquella primera mirada de Dios con lo que el creador vio que todo era bueno, lo verdaderamente humano. En segundo lugar, porque mirar el matrimonio y la familia nos lleva a descubrir la necesidad de una “fe humana”. La familia es el primer lugar donde una persona se confía a otra con una entrega verdadera.

ALBA VELASCO

La mujer campesina víctima del conflicto armado y su papel en la familia

La mujer campesina, víctima del conflicto, ha sido objeto de estudio para la promulgación de leyes en su favorecimiento, pero la reparación no ha logrado ser integral. La situación el campesinado en Colombia, es una clara muestra de los fenómenos que ha desencadenado la violencia inacabable en Colombia como lo son el110 desplazamiento, la persecución, el aislamiento, el exterminio de la cultura y particularmente, la violencia sexual, el abuso de autoridad y el uso de la mujer como botín para la guerra. Las mujeres campesinas se están tornando exigentes frente a las medidas de reparación, se están empoderando y están exigiendo el análisis de su situación desde un enfoque diferenciad lo que ha conllevado a iniciativas desde las bases sociales por la reivindicación de los derechos, la recuperación de la memoria y la construcción de una verdadera paz. El tema de la justicia transicional es digno de discutir y confrontar puesto que genera mecanismos para generar cambios; no obstante, no es esta suficiente si no se tiene la intervención y participación activa de las víctimas, si no se respetan las ideas y vivencias de las mujeres, de quienes cuidan el campo y trabajan diariamente por la transformación de la sociedad.

“El enfoque diferencial tiene un doble significado: es a la vez un método de análisis y una guía para la acción. En el primer caso, emplea una lectura de la realidad que pretende hacer visibles las formas de discriminación contra aquellos grupos o pobladores considerados diferentes por una mayoría o por un grupo hegemónico. En el segundo caso, toma en cuenta dicho análisis para brindar adecuada atención y protección de los derechos de la población”. (NACIONES UNIDAS, DERECHOS HUMANOS, Oficina del Alto Comisionado, 2014). En conclusión, pensar en un enfoque diferencial de género en los procesos de Verdad, Justicia y Reparación Integral, inicia con la valoración de su rol de participación en los procesos de transformación social y respetando sus reivindicaciones, propuestas e iniciativas tomadas desde sus particularidades. Adicional a ello, se requiere de la activa participación del Gobierno para poner fin al papel de la mujer como botín para la guerra en el conflicto interno armado. Lo importante de este elemento, es su efecto reivindicatorio y transformador a través de la memoria. Por tal motivo, se insiste en la adopción de un enfoque diferencial para el acceso de la mujer a las medidas de reparación integral que contribuyan al fortalecimiento del tejido familiar en donde la mujer está llamada a sembrar esperanza ante la violencia sistemática de nuestro país.

LEIDY CATALINA DUQUE SALAZAR.
Egresada en Derecho.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*