¿BUSCAS ADIVINOS Y QUE TE LEAN LAS CARTAS? EL PAPA TIENE ALGO QUE DECIRTE

Durante la Misa matutina celebrada en la Casa Santa Marta, el Papa Francisco abordó el pasaje evangélico del Buen Pastor y recordó que el camino verdadero a la salvación es Jesús, por lo tanto, exhortó a los eles a no caer en la tentación de seguir adivinos y cartománticos porque esto solo los llevará por un camino equivocado. “¡Quien sigue a Jesús no se equivoca!”, expresó el Papa.

Sin embargo, señaló que hay personas que dicen: “‘Eh, Padre, sí, pero las cosas son difíciles… Tantas veces yo no veo claro qué cosa hacer… Me dijeron que allá había un adivino y fui allá, o allí; fui a lo del cartomántico, que me tiró las cartas…’”. “‘¡Si tú haces esto, no sigues a Jesús!”, aseguró Francisco. “Sigues a otro que te da otro camino, diverso”. El Pontíce reiteró que solo Cristo puede indicar el verdadero camino y por ello advirtió a sus discípulos que “vendrán otros que dirán: el camino del Mesías es esto, esto… ¡No lo escuchen! No los escuchen a ellos. ¡El camino soy Yo!’. Jesús es la puerta y también el camino. Si lo seguimos a Él no nos equivocaremos”.

Francisco, citando el pasaje del Buen Pastor, recordó que Jesús dijo que “el que no entra en el recinto de las ovejas por la puerta”, sino que lo hace por otra parte, “es un ladrón y un bandido”.

En ese sentido invitó a los eles a preguntarse si toman sus decisiones “en nombre de Jesús, por la puerta de Jesús, ¿o la tomo un poco –digámoslo con un lenguaje sencillo– la tomo de contrabando? ¡Sólo se entra en el recinto por la puerta, que es Jesús!”. Por tanto Jesús, prosiguió el Pontífice, habla del camino. El pastor conoce a sus ovejas y las conduce afuera: “Camina delante de ellas y las ovejas lo siguen”. El camino es precisamente “seguir a Jesús” en el “camino de la vida, de la vida de todos los días”. Y añadió que no es posible equivocarse, porque “Él va por delante y nos indica el camino”.

Además, recordó que las ovejas siguen al Buen Pastor “porque conocen su voz”. “¿Cómo podemos conocer la voz de Jesús, e incluso defendernos ‘de la voz de aquellos que no son Jesús, que entran por la ventana, que son delincuentes, que destruyen, que engañan?’” «‘Yo te daré la receta, sencilla –indicó el Papa–. Tú encontrarás la voz de Jesús en las Bienaventuranzas.

El que te enseñe un camino contrario a las Bienaventuranzas, es uno que ha entrado por la ventana: ¡no es Jesús!’. Segundo: ‘¿Tú conoces la voz de Jesús? Tú puedes conocerla cuando nos habla de las obras de misericordia. Por ejemplo, en el capítulo 25 de San Mateo: ‘Si alguien te dice aquello que Jesús dice allí, es la voz de Jesús’. Y tercero: ‘Tú puedes conocer la voz de Jesús cuando te enseña a decir ‘Padre’, es decir, cuando te enseña a rezar el Padrenuestro”. “Es tan fácil la vida cristiana. Jesús es la puerta.

Él nos guía en el camino y nosotros conocemos su voz en las Bienaventuranzas, en las obras de misericordia y cuando nos enseña a decir ‘Padre’. Acuérdense, ‘la puerta, el camino y la voz. Que el Señor nos haga entender esta imagen de Jesús, este icono: el pastor, que es puerta, indica el camino y nos enseña a nosotros a escuchar su voz’”, concluyó el Papa.

¿Te justificas para no dar limosna? Estas son las duras palabras del Papa Francisco

santo-padre1En la Audiencia Jubilar que presidió hoy, el Papa Francisco instó a dar limosna con “alegría interior” y no ser “juez” de aquellos a quienes se ofrece misericordia.

“Cuánta gente se justifica por dar, porque no da la limosna diciendo: ‘Pero, ¿cómo será esto? Éste a quien yo daré, irá a comprar vino para emborracharse”, lamentó el Santo Padre. “¡Pero si él se embriaga, es porque no tiene otro camino! Y tú, ¿qué cosa haces a escondidas, cuando nadie ve? Y tú, ¿eres juez de aquel pobre hombre que te pide una moneda para un vaso de vino?”.

El Papa precisó también que “la caridad exige, sobre todo, una actitud de alegría interior”. “Ofrecer misericordia no puede ser un peso o un fastidio de la cual liberarse a prisa”, dijo. Francisco recordó en su mensaje que “el deber de la limosna es antiguo cuánto la Biblia. El sacrificio y la limosna eran dos deberes de los cuales una persona religiosa debía cumplir”.

“Existen páginas importantes en el Antiguo Testamento, donde Dios exige una atención particular por los pobres que, de tanto en tanto, eran los que no poseían nada, los extranjeros, los huérfanos y las viudas”.

“Es un estribillo. Porque Dios quiere que su pueblo mire a estos hermanos nuestros”, señaló.

Más adelante, el Papa indicó que Jesús “nos pide no dar limosna para ser alabados y admirados por los hombres por nuestra generosidad”, y destacó que “no es la apariencia la que cuenta, sino la capacidad de detenerse para mirar en la cara a la persona que pide ayuda”.

“Cada uno de nosotros puede preguntarse: ‘¿Yo soy capaz de detenerme y mirar en la cara, mirar a los ojos, a la persona que me está pidiendo ayuda? ¿Soy capaz?”, señaló.

Francisco precisó que no debemos identificar “la limosna con la simple moneda ofrecida a prisa, sin mirar a la persona y sin detenerse a hablar para comprender que cosa tienen verdaderamente necesidad”.

“Debemos distinguir entre los pobres y las diversas formas de mendicidad que no hacen justicia a los verdaderos pobres”, dijo.

El Papa se dirigió luego a los padres para pedirles que “eduquen a sus hijos a dar limosna, a ser generosos con aquello que tienen”.

“Yo recuerdo una mamá: tenía tres hijos; de seis, cinco y tres años, más o menos. Y siempre enseñaba a sus hijos que se debía dar limosna a aquellas personas que la pedían”.

En una ocasión, relató, “estaban almorzando; cada uno estaba comiendo un filete a la milanesa, como se dice en mi tierra, ‘apanado’. Y tocan a la puerta, el mayor va a abrir y regresa: ‘Mamá, hay un pobre que pide comer, ¿Qué hacemos?’. ‘¡Le damos – los tres – le damos!’.

‘Bien: toma la mitad de tu filete, tú toma la otra mitad, tú la otra mitad, y hacemos dos sándwiches’. ‘¡Ah no, mamá, no!’. ‘¿Ah, no?’ Tú, da de lo tuyo. Tú da de aquello que te cuesta”.

“Esto es involucrarse con el pobre. Yo me privo de algo mío para darte a ti”, remarcó.

‘MIGRANTES, ANTES QUE NÚMEROS, SON PERSONAS, NOMBRES, HISTORIAS’: PAPA

santo-padre2El papa Francisco recordó al mundo este sábado desde Lesbos que los migrantes «antes que números, son personas, rostros, nombres, historias», en una visita relámpago a esta isla griega para llamar la atención sobre esta grave crisis humanitaria.

«Somos todos migrantes», clamó Francisco desde el puerto de Mitilene, tras condenar los muros que se levantan para impedir su ingreso: «las barreras crean división, en lugar de ayudar al verdadero progreso de los pueblos, las divisiones, antes o después, provocan enfrentamientos», recalcó.

Así fue como un grupo de doce refugiados sirios de religión musulmana acompañaron al papa en su vuelo de regreso de la isla griega de Lesbos, anunció el Vaticano. Los refugiados se encontraban en los campos de acogida de Lesbos antes del acuerdo entre la Unión Europea y Turquía. «La acogida y la manutención de las tres familias correrá a cargo del Vaticano. La hospitalidad inicial estará garantizada por la Comunidad de San Egidio», organización católica italiana, precisó el portavoz del papa. El papa Francisco, quiso dar el ejemplo al dar acogida al grupo de sirios musulmanes. Dos de las tres familias provienen de Damasco y una de Deir Azzor, en la zona ocupada por la organización yihadista Estado Islámico. «Sus hogares han sido bombardeados», aseguró Lombardi.

El papa escuchó los testimonios de numerosos refugiados en el campo de Moria, donde se hacinan 3.000 refugiados que huyen de la guerra, desde Lesbos, el papa pidió al mundo que responda de forma «digna» para resolver lo que calificó la «catástrofe humanitaria más grave después de la Segunda Guerra Mundial». «Hay que dejar sin apoyos a todos los que conciben proyectos de odio y de violencia», dijo. «No basta con limitarse a salir al paso de la emergencia del momento, sino que hay que desarrollar políticas de gran alcance, no unilaterales» para construir la paz, recalcó. «Todo esto sólo se puede hacer juntos: juntos se pueden y se deben buscar soluciones dignas del hombre a la compleja cuestión de los refugiados», reconoció.

Los líderes religiosos armaron allí una declaración conjunta para pedir que Europa abra su corazón y sus fronteras e instar a los refugiados a que «no pierdan la esperanza».

 

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*