EJEMPLO DE SERVICIO Y MISIÓN; EL ILUSTRÍSIMO MONS. ÁLVARO REY SAFAIR

La secuencia lógica, al iniciar la presentación de FIGURAS SACERDOTALES, con motivo del sexagésimo aniversario de la erección canónica de nuestra diócesis, sería presentar al segundo vicario general, Mons. JOSÉ LUCAS GUZMÁN BRINEZ, sin embargo, como un tributo a quien encarga la verdadera amistad, el espíritu de entrega y servicio, se presenta en este mes de las misiones al ilustrísimo Mons. ÁLVARO REY SEFAIR. Considerado uno de los “padres fundadores de la diócesis”, aunque en el momento de la separación de la entonces diócesis de Ibagué, Mons. Rey quedó para Ibagué, pero con Mons. Barreto y el padre José de Jesús Fernández, se incardinaron a ésta jurisdicción de El Espinal, el 18 de Febrero de 1959 por decreto número 60 del señor Obispo Jacinto Vásquez Ochoa.

Nació Mons. Rey el 29 de Agosto de 1928, en Girardot, Cundinamarca. Sus estudios primarios los realizó en La Escuela Apostólica de la Catedral de Bogotá y en La Apostólica de San Benito, los secundarios en el Seminario Menor de Bogotá y su último año en el menor de Ibagué, donde pasó al Seminario Mayor allí hizo su formación filosófica y teológica, siendo ordenado sacerdote el 10 de Noviembre de 1953 en la Catedral de Ibagué por Mons. Pedro María Rodríguez Andrade. Mons. Rey es hijo de Delio Efraín Rey Bonilla y Emma Sefair Obando, el cuarto entre ocho hermanos; sobreviven tres (dos hombres y una mujer).

Su primer encargo pastoral fue de vicario cooperador (hoy vicario parroquial), primero en Manzanares y luego en la Dorada Caldas que entonces eran parte de la diócesis de Ibagué. En la nueva diócesis, su primer trabajo pastoral fue en la parroquia de Chicoral, estuvo luego a Ortega de donde pasó primero como director espiritual al seminario menor La Providencia, el 19 de Febrero de 1963, luego fue rector de éste seminario; llega después de tiempo completo a la Curia Episcopal, como canciller, de la dió- cesis desde 1968 hasta la fecha, destacándose en esta labor por su cercanía a todos los prelados que han gobernado nuestra diócesis. Continuando como canciller en 1978, es nombrado párroco de San Martín de Porres, en El Espinal, de allí pasó al Santuario de la Candelaria en Purificación, siendo éste el tiempo de receso, como canciller. Al comenzar sus labores el Seminario Mayor La Providencia en Enero de 1994, es nombrado director espiritual y profesor; con la humildad y obediencia propias del auténtico ministro de Dios, vuelve al Santuario de Purificación como vicario parroquial, regresó al seminario, luego al Señor de los Milagros; de nuevo al seminario. Al salir de rector del seminario el padre Jesús Ernesto Ramírez; Mons. Rey, va con él de nuevo a la parroquia del Seño de los Milagros, donde goza de la atención y afecto fraterno del padre Jesús Ernesto, su discípulo, quien con su carisma y afecto por los adultos mayores, lo ayuda en sus quebrantos de salud. Sus virtudes y comportamiento sacerdotal, hicieron que el 15 de Agosto de 2007, el Papa Benedicto XVI, lo nombrara como su prelado de honor. Al acercarse este sexagésimo aniversario de la erección canónica de nuestra diócesis, es de justicia, que reconozcamos en Mons. Rey al servidor fiel y solícito (San Mateo 25, 21) que se ha donado totalmente a la Iglesia.

De su espíritu fraterno y sacerdotal solamente presentamos un dato: al pasarse a su casa cural, en la parroquia San Martín de El Espinal, nos envió una carta a todos los sacerdotes de la diócesis, en particular, a quienes estábamos lejos de la sede diocesana, para ofrecernos su hospitalidad. Su disponibilidad como confesor se hace visible en toda la ciudad de El Espinal, particularmente con los enfermos. Distingue a Mons. Rey su facilidad de relacionarse con cualquier clase de personas, sin distinción de condición social o edad. Su sentido de amistad y servicio le ha granjeado la simpatía del clero diocesano, cumpliéndose en Él, lo que dice la Sagrada Escritura: “Las palabras amables te harán ganar muchos amigos, un lenguaje cortés atrae respuestas amables”. Eclesiástico 6,5.

Pbro. EDUARDO CUBILLOS CALDERÓN
Profesor de Historia de la Iglesia Seminario Mayor La Providencia

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*