Conociendo la Liturgia

El Señor me ha dicho: Tú eres mi Hijo, yo te he engendrado hoy.

(Salmo 2, 7)

La antífona de la Misa de media noche es inspiradora para la preparación a este tiempo de gracia y de bendición, miraremos algunos de los elementos de los tiempos iniciales del año Cristiano, el Adviento y la Navidad. Son tiempos de Dios para la vida del Hombre que busca ser convertido y transformado por el misterio de la salvación que en germen llega, si quieres, a tu vida y en este año para ti.

Viva Viva Jesús Mi Amor, Viva el Niño Emmanuel!!

Es parte de uno de los cantos del tiempo de Adviento, que indica “Venida”, específicamente del Redentor; indica específicamente tiempo propicio para la conversión, suscitar la esperanza y Anunciar la Liberación salvadora de Dios. Es el primer periodo del año litúrgico Cristiano. Va desde el domingo más cercano al 30 de Noviembre y va hasta el 24 de Diciembre. El sentido general de este tiempo es avivar en la Espera del Señor. Podemos decir que consta de dos partes: en primer momento comprende un periodo de espera particular del Señor al final de los tiempos, y llamamos a este tiempo una espera escatológica, va desde el primer domingo del tiempo hasta el 16 de Diciembre; Luego viene un tiempo de preparación inmediata del Salvador en el Tiempo inmediato, al cual llamamos Navidad. Va desde el 17 hasta el 24 de Diciembre.

En el tiempo de Adviento se resalta la figura de la espera y se ilumina desde el profeta Isaías, desde la figura de Juan el Bautista, de la Virgen María, y la de San José esposo de la Virgen. Se encargan de señalar la venida del Mesías, el Salvador de diversas maneras y desde distintos ángulos de la certeza del amor de Dios a los hombres. Por lo tanto se hace necesario que haya preparación del camino del Señor. Y como no resaltar la figura de la Santísima Virgen  María, es la que acompaña a Isabel, a José y obviamente acompaña la infancia tierna e indefensa del Salvador del Mundo, del Niño Emmanuel.

Pero, yo católico, ¿Cómo debo vivir este tiempo?: En primer lugar se exige que los cristianos se ncuentren vigilantes, hay que practicar la justicia, defender al pobre y al marginado, hay que promover la paz con Dios, dispuesto y  ficaces en la acogida de los necesitados y del servicio del Señor. Dentro de las formas de ir ambientando este tiempo, en  casas, templos, calles y otras localidades se pone como “traje” de alegría externo, con luces, guirnaldas, y otros arreglos, como la corona de adviento, que aunque tuvo su origen entre los luteranos, con el tiempo ha sido aceptada por los católicos.

Hecha con ramas verdes que indican esperanza; sus luces recuerdan que Jesucristo es luz del mundo y su forma redonda significa la eternidad. Ella en su conjunto expresa que la luz y la vida triunfarán sobre las tinieblas y la  muerte. Se adicionan tres velas de color morado, que se encenderán paulatinamente cada Domingo, coincidente con el color del tiempo del ornamento que usa el celebrante en Adviento y una de color Rosado, como el tercer Domingo de Adviento, denominado Gaudete, domingo de alegría. Algunos adicionan un quinto cirio de color blanco al centro de la misma corona, que índica el triunfo de Cristo y la centralidad en todo el tiempo de la Salvación. Y sin lugar a dudas, desde tiempos de San Francisco, el Pesebre y la novena de aguinaldos que lo acompaña, que fue tomando un puesto de importancia y preponderancia entre los Cristianos, así, en ella se dibujan las escenas diversas del tiempo final del alumbramiento del Salvador de todos los hombres. Se trata de la familia de Nazaret que pasa las mas grnades penurias pero aun sin importar la pobreza y la modestia del lugar donde nace el Señor, éste no interrumpe su misión de Salvador.

Ven A Cantar que ya llego la Navidad!!!

Con el inicio de las primeras vísperas de Navidad y hasta el domingo después de la Epifanía, es decir, el primer domingo después del seis de Enero, inclusive concluye este hermoso tiempo. Es el “Nacimiento”, del salvador, se celebra el día 25 de Diciembre, día en que los paganos conmemoraban el día del sol invicto o sol que triunfa de las tinieblas, al considerar que la noche precedente es la noche más larga del año. La Navidad nos descubre quien es Jesús y su Buena Noticia. Manifiesta que Dios “se ha hecho en todo semejante a los hombres” (Fil. 2,7) y ha dado a conocer el amor y la benignidad entre nosotros. En este tiempo litúrgico de Alegría y de acontecimiento de salvación, tiene lugar una octava propia de esta manera:

  • Fiesta de la Sagrada Familia de Jesús, María y José.
  • Fiesta de San Esteban, primer mártir.
  • Fiesta de San Juan, Apóstol y Evangelista.
  • Fiesta de los Santos Inocentes.
  • 29, 30 y 31 de diciembre son de Infra octava de navidad.
  • Primero de enero, solemnidad de Santa María Madre de Dios y al mismo tiempo, la conmemoración en la Iglesia de la Imposición del Santísimo Nombre de Jesús.

Este tiempo culmina con la festividad del Bautismo del Señor, entre tanto que se ha celebrado la Epifanía del Señor, el domingo entre el 2 y el 8 de Enero. Que este tiempo, que ya llega, sea el momento oportuno para permitir que Él este siempre en nosotros.

Etilio Aldana Lozano, Pbro.
Servicio Diocesano de Liturgia.
Saludo en El Buen Pastor,Jesucristo.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*