DOMINGO 4 DE DICIEMBRE

La corona de Adviento es el primer anuncio de Navidad. Es un círculo de follaje verde, la forma simboliza la eternidad y el color la esperanza y la vida.

II DOMINGO DE ADVIENTO

«CONVERTÍOS PORQUE HA LLEGADO EL REINO DE LOS CIELOS»

PRIMERA LECTURA: ISAÍAS 11:1-10:

El espíritu de Dios regala sabiduría, inteligencia, temor de Dios, fortaleza e inspira a no juzgar, a acoger a los pobres y débiles, a ser justo y recto de corazón, a convivir en amor con los hermanos y a buscar la morada del cielo.

Salmo Responsorial: Salmo 72:1-2, 7-8, 12-13, 17

La súplica del humilde es escuchada por Dios, librándolo del injusto, del opresor y llevándolo por caminos de paz y de bendición a él y a su familia.

Segunda Lectura: Romanos 15:4-9

La palabra de Dios nos inspira en la esperanza, la fe y el amor. Es, además, fuente de consuelo y de unidad de los unos con los otros y nos lleva a tener los mismos sentimientos de Cristo, permitiéndonos, a una sola voz, glorificar su nombre.

Evangelio: Mateo 3:1-12

La figura de Juan Bautista es significativa porque con ella se inicia el Nuevo Testamento y se convierte en el instrumento eficaz para mostrar al Enviado del Padre, Jesucristo, el Señor diciendo con fuerte voz: “Convertíos porque ha llegado el Reino de los Cielos. Yo os bautizo en agua para conversión, pero Aquél que viene detrás de mí es más fuerte que yo, y no soy digno de llevarle las sandalias. Él os bautizará en Espíritu Santo y fuego”. Este anuncio
de Juan Bautista es válido para nuestros tiempos. Acojámoslo de corazón.

COMPROMISO:

Durante esta semana procurar cambiar alguna actitud negativa, así comenzaremos nuestro camino de conversión.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*