¿Qué es el tribunal eclesiástico?

En los últimos tiempos, cuando se ha puesto de moda saber si los matrimonios “fracasados” fueron nulos para poder acceder a nuevas nupcias en plena libertad y con la bendición de Dios, se oye con frecuencia que es necesario ir al tribunal eclesiástico, para que éste declare si hubo o no matrimonio. Seguramente muchos se preguntarán ¿Qué es un Tribunal Eclesiástico y por qué se llama de ese modo?

Pues bien, se le llama tribunal  porque administra justicia y sus directos encargados son el Papa y los Obispos, quienes por derecho divino, tienen la obligación de dirimir los “malos entendidos” entre los hermanos, de predicar y defender la verdad, de cuidar el bien de los fieles, y sobre todo de indicar el camino de santidad al rebaño que se les ha confiado. Ellos pueden hacerlo por sí mismos o través de otros, generalmente sacerdotes canonistas u otros ministros de probada virtud.

Un Tribunal Eclesiástico es, además, un organismo de la Iglesia que presta a la comunidad eclesial el servicio de la administración de justicia. La Iglesia, siendo una sociedad formada por hombres y mujeres, se entiende como  comunidad en la que es necesaria la implantación y el cumplimiento de la justicia, una justicia típicamente eclesial que busca dar lo suyo a las personas y a las instituciones que a ella pertenecen; no ha de olvidarse que la Iglesia tiene como ley suprema la caridad y como fin principal la salvación de las almas.

Los tribunales de la Iglesia ejercen la potestad judicial en nombre del Papa, es el caso de los Tribunales de la Rota Romana, la Signatura Apostólica, la Congregación para la Doctrina de la Fe y la Penitenciaria Apostólica; por el contrario, los tribunales diocesanos ejercen la potestad judicial en nombre de los obispos. Aunque los Tribunales Eclesiásticos pueden instruir otro tipo de causas, la mayor parte de su actividad la constituyen las causas de nulidad matrimonial.

En este tipo de procesos, si la sentencia estima lo solicitado en la demanda, se declara la nulidad del matrimonio desde el momento de su celebración, es decir, declarando que nunca ha existido vínculo matrimonial. La Iglesia tiene tribunales de primera instancia que son los de cada diócesis, de segunda instancia que pueden ser para varias diócesis o para todo un país, y de tercera y ulterior instancia que son los tribunales del Papa antes mencionados. Sus actuaciones están reguladas por las normas canónicas dadas por el Papa.

Toda persona puede solicitarle al Papa o al Obispo diocesano que se estudie si su matrimonio, del que se presume válido, lo es o no, ya sea por ruptura de éste, o porque se duda de si se está o no en las condiciones de gracia de Dios, de modo que se pueda clarificar la situación. En el caso de la Diócesis de El Espinal, el servicio de Tribunal clesiástico se presta en la Curia Diocesana, basta llamar al (8)2390260 y pedir una cita para la entrevista inicial. Hay la disposición para orientar, para ayudar a los fieles laicos a discernir sus inquietudes a este respecto.

En el año 2016, un gran número de personas fueron atendidas, ellas expresaron su deseo de iniciar una causa de nulidad matrimonial, muchos de ellos, a pesar de tener rota su vida familiar, no pudieron iniciar causas porque sus matrimonios eran válidos. Existe un grupo considerable de personas, que pudiendo iniciar una causa de nulidad matrimonial, la han postergaron y otros que definitivamente, desistieron de emprender este camino.

La comunidad debe saber que estamos prestos para escucharlos y orientarlos sobre lo que se debe hacer en situaciones concretas. Ha sido el propósito de Monseñor Orlando Roa Barbosa que se preste con prontitud el servicio de escucha y que al iniciar las causas, se hagan con celeridad porel bien de los que piden el discernimiento de su situación de vida. Los ministros del Tribunal no somos numerosos, pero ponemos todo de nuestra parte para que, la comunidad eclesial cuente con un servicio de justicia. En el 2017 estaremos estado a su disposición, si la Divina Providencia lo dispone. Puede contactarnos escribiendo al correo electrónico: antoniodeviamendez@gmail.com.

Padre ANTONIO DEVIA MENDEZ
Sacerdote, Filósofo (USTA) y Canonista (PUSC).
Profesor del Seminario Mayor la Providencia, Espinal.
Vicario Judicial, Diócesis de El Espinal

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*