DOMINGO 01 DE ENERO DE 2017

OCTAVA DE LA NATIVIDAD: SOLEMNIDAD DE LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA, MADRE DE DIOS

PRIMERA LECTURA: NÚMEROS 6:22-27: El profeta Isaías hace un contraste entre la luz y las tinieblas e indica que sólo el que invoque al Señor tendrá la luz, será bendecido, le mostrará su rostro y le concederá la paz. Invoquemos al Señor con fe en este primer domingo del año.

SALMO 67: 2-3: El salmo invita a que todos los hombres den gracias al Señor, medio por el cual seremos bendecidos y tendremos la luz de la salvación.

SEGUNDA LECTURA: GÁLATAS 4:4-7: Pablo afirma que todos somos hijos de Dios por adopción filial, rescatados de la esclavitud del pecado y de la ley y que nos ha enviado el espíritu de su hijo que nos hace exclamar ¡Abbá Padre!, haciéndonos herederos por voluntad de Dios. No nos cansemos de alabar al Señor por su generosidad para con nosotros.

EVANGELIO: LUCAS 2: 16-21: El evangelio de hoy es propicio, en tan grandiosa solemnidad de la Virgen María, Madre de Dios, para reconocer que María es la madre de Dios, madre de la Iglesia y madre nuestra. Por otra parte, la escena del pesebre, donde están presentes María, José y el niño, y lo que decían los pastores del recién nacido, nos debe llevar a dar e ejemplo, a hablar de las grandezas del Señor y vivir la unidad y el amor en nuestra familia. Comprometámonos a orar por las familias, en esta Jornada Mundial de oración por la paz.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*