DOMINGO 29 DE ENERO DE 2017

 IV DOMINGO ORDINARIO

PRIMERA LECTURA: SOFONÍAS 2:3; 3:1213: Sofonías invita a buscar al Señor, a vivir la justicia, a no decir mentiras y a ser humildes. Si cumplimos lo que nos pide esta palabra, tendremos el mejor programa de vida para todo el año. Seremos felices, viviremos en paz, en armonía y nos irá bien.

SALMO 146: Las palabras del salmista nos fortalece cuando dice: “El Señor protege al forastero, suelta al encadenado, hace justicia al oprimido, da el pan a los hambrientos, abre los ojos al ciego, ama a los justos, a la viuda y al huérfano sostiene. Qué bueno sentir y saber que el Señor cuida siempre de nosotros.

SEGUNDA LECTURA: I CORINTIOS 1:2631: El mensaje de Pablo en este domingo es maravilloso, porque en el vemos que lo nada, lo débil, lo despreciado de este mundo es escogido por Dios para confundir a los sabios y poderosos; indicando con esto que todo lo de este mundo es efímero y pasajero, que lo verdadero y eterno es lo que nos conduce a la vida eterna, por ello nuestra meta ha de ser la búsqueda de la vida eterna y la gloria de Dios, no la de los hombres.

EVANGELIO: MATEO 5:1-12: En el Sermón de la Montaña, o de las bienaventuranzas, es el camino más clara y perfecta que se encuentra para la vivencia del Reino de los cielos. Si acogemos y vivimos estas ocho bienaventuranzas, seremos dichosos, es decir felices en este mundo y es además motivo para alegrarnos y regocijarnos, “porque nuestra recompensa será grande en el reino de los cielos”.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*