Editorial

Todos estamos llamados a ser protagonistas en la ejecución de las tareas que nos lleven a plasmar en la realidad de nuestro diario vivir los proyectos trazados.

El 18 de marzo de 1957 fue creada la Diócesis del Espinal, mediante la Bula “Qui Supremum” de Su Santidad el papa Pio XII. El 9 de julio del mismo año fue la solemne posesión del primer Obispo de la Diócesis, monseñor Jacinto
Vásquez Ochoa.

Abro el primer editorial del año 2017, con este dato fundamental, porque vamos llegando a los sesenta años de nuestra Iglesia particular. Estamos en un año jubilar, para dar gracias a Dios, por todo lo que se ha construido a lo largo de este tiempo; bien han dicho los sacerdotes del presbiterio: son sesenta años de vangelización, tratando de hacer crecer el reino de Dios en el sur del Departamento del Tolima.

Indudablemente ya se había recorrido un camino, cuando se dependía de otras Jurisdicciones eclesiásticas. Pero a partir del año 1957 se ha tenido cierta autonomía en nuestra condición de Iglesia diocesana.

Mucho se ha construido en infraestructura, en pastoral y espiritualidad. Se ha visto crecer el Reino de Cristo en medio de las comunidades del Sur del Departamento del Tolima, gracias a la entrega desinteresada y generosa de los señores obispos, sacerdotes, religiosos, religiosas y laicos comprometidos en general.

Hay mucho para agradecer al Todopoderoso, al Supremo Pastor que ha caminado al lado de nuestra querida Diócesis. Hay mucho para agradecer a la Santísima Virgen María que nos ha tutelado bajo la advocación de Nuestra Señora del Rosario, Patrona de la diócesis, y Nuestra Señora del Carmen de Apicalá Patrona del Tolima. A san José nuestro gran intercesor. Ya tendremos oportunidad de referir en detalle algunas obras, personas y realizaciones importantes para destacar con motivo de estas efemérides.

Aprovecho la ocasión para invitar a todos a orar por el Nuevo Plan de Pastoral que ocupa de manera especial parte de nuestros preparativos para la celebración. En manos del Señor ponemos la tarea evangelizadora que seguiremos impulsando con el auxilio Divino. Todos estamos llamados a ser protagonistas en la ejecución de las tareas que nos lleven a plasmar en la realidad de nuestro diario vivir los proyectos trazados.

Para todos mis mejores deseos en el nuevo año que comienza. Les encarezco unirse a las intenciones del Obispo diocesano, a través de la oración por el éxito en la celebración de los Sesenta Años de evangelización en la Iglesia que peregrina por la diócesis del Espinal y para que asumamos con humildad, sencillez y entrega generosa los desafíos pastorales que se nos plantean en nuestro Nuevo Plan de Pastoral.

Bendiciones para todos en el Año 2017

+Mons. Orlando Roa Barbosa

Obispo de la diócesis del Espinal

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*