SANTO DEL MES

Durante este mes, damos gracias a Dios por haber bendecido nuestra Diócesis con dos santuarios marianos: Nuestra Señora de la Candelaria en Purificación y el Santuario de Nuestra Señora del Carmen de Apicalá, en el municipio del Carmen. En qué mejores manos habríamos podido quedar, sino en las de María para consagrar estos sesenta años de evangelización como diócesis.

Devoción Mariana de Nuestra Señora del Amparo y de la Candelaria de Purificación

Como es común en las grandes parroquias, su templo fue de muy humilde origen (bahareque y techo de paja) hasta 1746 en que siendo totalmente destruido por un sismo, movió el corazón de Don Fernando Caicedo y Vélez quien lo construyó en ladrillo y piedra y lo donó a la noble villa para sus prácticas piadosas. Desde entonces y, en hermoso óleo pintado por el artista santafereño José Antonio Porras, ha ocupado la Madre de Dios en tan sentida advocación, el sitio de honor que la feligresía le asigno desde un comienzo para que desde allí se motivara la fe y presidiera los destinos de la católica comunidad. Sin duda alguna, este Santuario Mariano ha sido luz y esperanza para miles de peregrinos que depositan en ella sus enfermedades, faenas y necesidades.

 

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*