PENITENCIARÍA APOSTÓLICA

BEATÍSIMO PADRE,

Orlando Roa Barbosa, Obispo de El Espinal, con profunda devoción, sentimiento que comparten el clero y los fieles confiados a su cuidado pastoral, humilde y gozosamente hace saber a Vuestra Santidad que, en virtud de la Carta Apostólica “Qui supremum”, debidamente sellada, del Sumo Pontífice Pío XII, el día XVIII del mes de marzo del año MCMLVII, fueron segregados de la Diócesis de Ibagué algunos territorios, con los cuales se constituyó la nueva Diócesis, llamada de El Espinal.

Con ocasión de este aniversario, se han programado en toda la Diócesis diversas ceremonias sagradas y celebraciones de la Palabra de Dios, desde el día XVIII del próximo mes de marzo hasta el XVIII de marzo del año MMXVIII, de tal modo que pueda brindarse a los fieles la más amplia posibilidad de celebrar los Sacramentos Sagrados con la debida preparación, que se promueva la práctica de fraternales obras de sobrenatural caridad, y se fortalezca de ese modo , con ayuda de la gracia divina, así en cada uno de los fieles como en diversos grupos de la familia diocesana, la renovación espiritual que impulsó el Año de la Misericordia.

Para lograr este deseado fin, sería una ayuda fundamental la concesión de las Sagradas Indulgencias, que, por eso mismo, se pide confiadamente, a modo de Jubileo, y que será testimonio y prueba de la benevolencia de Vuestra Santidad, y un estímulo para estrechar más aún en toda la Diócesis el vínculo jerárquico y filial  con Vuestra Santidad y también con el Propio Obispo. Y Dios…etc.

DÍA XX DE FEBRERO DEL AÑO MMXVII

LA PENITENCIARÍA APOSTÓLICA, en virtud de las facultades a ella concedidas por el Santísimo Padre Francisco, gustosamente concede Indulgencia, con las condiciones acostumbradas (  la Confesión sacramental, la comunión eucarística y la oración por las intenciones del Sumo Pontífice), que podrán ganar los fieles verdaderamente arrepentidos, y   también aplicar como sufragio en favor de las almas del Purgatorio, si visitan a manera de peregrinación la Iglesia Catedral de El Espinal u otro templo jubilar debidamente señalado por el Excelentísimo Obispo, según lo indicado en la carta de petición, y en dichos templos participan en las celebraciones sagradas, o al menos dedican un tiempo conveniente a elevar oraciones a Dios para pedir por la fidelidad de Colombia a su vocación cristiana, por   las vocaciones sacerdotales y religiosas, y por la defensa de la institución familiar, concluyendo con la Oración Dominical y la recitación del Símbolo de la Fe.

Los fieles cristianos piadosos que estén impedidos por la edad o por graves quebrantos de salud, igualmente podrán alcanzar la Indulgencia Plenaria, mediante el arrepentimiento por todo pecado y teniendo la intención de llenar, apenas les sea posible, las tres condiciones acostumbradas, si se unen espiritualmente a las celebraciones y peregrinaciones, y ofrecen, por María, sus oraciones y sus dolores al Dios misericordioso.

Y para que el acceso de los fieles a la divina indulgencia, concedida por la autoridad de la Iglesia, sea más fácil, esta Penitenciaría pide fervientemente al Penitenciario diocesano, al clero de la catedral, a los párrocos y  sacerdotes  con las debidas facultades para oír confesiones, que con ánimo pronto y generoso se presten a la celebración de la Penitencia y administren frecuentemente la Sagrada Comunión a los enfermos.

La presente disposición tiene validez para el Jubileo de Diamante de El Espinal. Sin que obste nada en contrario.

 

                        MAURO Cardenal PIACENZA

                          Penitenciario Mayor

                                                                                   CRISTÓFORO NYKIEL

                                                                                              Regente

 

PENITENCIARÍA APOSTÓLICA

 Prot. N. 252/17/I

 DECRETO

 

La PENITENCIARÍA APOSTÓLICA, en uso de las facultades a ella concedidas de modo especialísimo por el Santísimo Padre en Cristo, por la Divina Providencia Papa Francisco, concede benignamente al Excelentísimo y Reverendísimo Señor Orlando Roa Barbosa, Obispo de El Espinal, facultad para que, con ocasión del Jubileo de diamante de la Diócesis, en el día que se escoja teniendo en cuenta la utilidad de los fieles, después de celebrar el divino Sacrificio, imparta a todos los fieles que, verdaderamente arrepentidos e impulsados  de la caridad estén presentes en dicha celebración, la Bendición papal, con Indulgencia plenaria, cumpliendo las habituales condiciones ( confesión sacramental, comunión eucarística y oración por las intenciones del Sumo Pontífice).

Los fieles cristianos que , impedidos para estar físicamente presentes por razonables circunstancias, hayan recibido la Bendición papal valiéndose devotamente, con piadosa intención, de la ayuda de la televisión o la radio, podrán obtener, según la norma del derecho, la Indulgencia Plenaria.

Sin que obste nada en contrario.

Dado en Roma, en la sede de la Penitenciaría Apostólica, el día XX del mes de Febrero del año MMXVII de la Encarnación del Señor.

                        MAURO Card. PIACENZA

                          Penitenciario Mayor

                                                                       CRISTÓFORO NYKIEL

                                                                                Regente.

 

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*