Editorial

Bogotá, 23 de julio de 2017 / Conferencia Episcopal de Colombia

Este mes de agosto debemos acogerlo como una intensa jornada de preparación para la llegada del Papa Francisco a nuestro País.

Ya se ha dado a conocer, a través de distintos medios, el itinerario de la visita, vale la pena insistir en el programa:
El miércoles 6 de septiembre lo recibimos llenos de gozo, a las cuatro y media de la tarde y en su llegada a Bogotá se traslada a la Nunciatura, el lugar escogido para su alojamiento.

El jueves siete, tiene como valor para destacar La vida y la paz. Se aprovechará para hacer una presentación de la Santísima Virgen María como Madre de la vida. Es el día dedicado a Bogotá; se ha previsto un saludo a los jóvenes en la plaza de Bolívar en la mañana, un encuentro con los señores Obispos y la recitación del Ángelus desde el balcón del Palacio Cardenalicio; en la tarde habrá un encuentro con el CELAM y la celebración de la Santa misa en el parque Simón Bolívar.

El viernes ocho, tiene como valor la reconciliación con Dios, con nuestros hermanos, con nosotros mismos y con la naturaleza. El programa se continúa en Villavicencio, se celebrará la Santa misa y habrá un encuentro con víctimas del conflicto en Colombia. Será la beatificación de Monseñor Jesús Emilio Jaramillo M. asesinado en Arauca por el ELN, cuando desarrollaba su apostolado en dicha Iglesia particular; y la beatificación del Padre Pedro María Ramírez, más conocido por todos como el Mártir de Armero, asesinado siendo párroco de dicha localidad, el diez de abril de mil novecientos cuarenta y ocho.
El sábado nueve la visita del Papa Francisco a Medellín, ese día el tema de reflexión gira en torno a la vocación cristiana y vocación a la vida consagrada; se insistirá en nuestra condición de discípulos de Cristo. Se hará la visita a una obra social de la ciudad; hay un encuentro con sacerdotes, con los padres de los sacerdotes, religiosas y seminaristas. Lógicamente en el programa está prevista la celebración de la Santa misa en las instalaciones del aeropuerto Olaya Herrera.

El domingo diez, corresponde a Cartagena. El tema para profundizar es la dignidad de toda persona humana y sus derechos. Allí lo recibirá un grupo de jóvenes en la plaza de San Francisco, se rezará el Ángelus en la iglesia de San Pedro Claver, se llevará a cabo un encuentro con los Jesuitas Congregación a la cual pertenece el Papa Francisco. Allí termina el periplo por Colombia y a las seis de la tarde será la salida de regreso al Vaticano.

Los invito a seguir atentamente lo mensajes del santo Padre Francisco en su visita a nuestra Patria. Recordemos que su propósito es visitar a todos los colombianos; que el objetivo de su presencia en medio de nosotros tiene carácter pastoral. Viene a estimular nuestro caminar de fe para seguir creciendo en nuestra vida espiritual y en nuestro camino de santidad.

En la medida de las posibilidades conviene hacer el esfuerzo de participar activamente en todos los momentos de la visita. Destaco de manera especial la beatificación del mártir de Armero por cuanto tuvo que ver con nuestra iglesia diocesana de una manera muy cercana. He oído decir que estuvo en alpujarra, antes de volver a retomar sus estudios en el Seminario Mayor de Ibagué con miras a su ordenación sacerdotal. Prestó servicios pastorales en Chaparral y también fue párroco en Cunday. Nos acogemos a su intercesión y pedimos por su mediación bendiciones para nuestra Iglesia diocesana del Espinal.
Todos unidos en la oración por el éxito de la visita del Papa Francisco a Colombia.

+Mons. Orlando Roa Barbosa
Obispo de la diócesis del Espinal

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*