Seminario Mayor La Providencia, celebrando la gracia del Señor

Llega el mes de agosto, con él, llega el tiempo de celebración especial para la gran familia Seminario Mayor La Providencia de nuestra Diócesis de El Espinal. En efecto, celebramos en este año 2017 veintitrés años de existencia, de construcción del Reino de Dios, a través de la formación de los pastores de nuestras comunidades.

Para nosotros los cristianos, resulta de gran importancia la celebración del nacimiento, sea el nuestro como personas, o el de las instituciones que se dedican a la construcción del Reino. Resulta importante, repito, porque con la celebración recordamos que comenzamos a ser gracias a la bondad y generosidad del Señor, recocemos que somos porque la Divina Providencia de Dios nos sostiene con su fuerza, pero somos sabedores de que seremos, sí, gracias a la misericordia divina, pero también por nuestra fidelidad a los planes del Señor.

Sin duda, este seminario se gestó primariamente en la oración profunda, confiada y fecunda del muy recordado Mons. Abraham Escudero Montoya, posteriormente, el clero y toda la comunidad cristiana, en discernimiento y con gran espíritu de fe, se dispusieron a realizar esta obra de Dios, obra que se ha prolongado a lo largo de estos vientres años de existencia; así entonces, la permanencia de esta obra de Dios constata dos realidades: la primera que Dios nos invita a hacer realidad su plan salvífico, la segunda que nuestra fe y confianza en Dios ha sido fecunda y ha producido muchos y buenos frutos.
En lo que respecta a este año 2017, la fiesta del seminario se introduce en el gran contexto de celebración de los sesenta años de creación de la Diócesis de El Espinal, una razón más para teñir nuestra celebración de gozo especial. El seminario ha organizado algunas actividades que pretenden involucrar a quienes están presentes en nuestra vida de seguimiento del Señor: al clero, a nuestros familiares, a nuestros benefactores y a todos los que llevan esta institución en su corazón y en sus oraciones.

Esperamos contar con su presencia en algunas de las múltiples actividades organizadas. Quisiéramos que las palabras del Apóstol de los Gentiles a los Filipenses siguieran teniendo vigencia entre nosotros, Dios que ha comenzado su buena obra en nosotros, él mismo la lleve a término.

Johan Sebastian López León.Pbro. CM
Retor del Seminario Mayor la Pavidencia

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*