IMPORTANCIA DE LA EUCARISTÍA EN LA VIDA DEL SEMINARIO

Todo joven que desee ser sacerdote debe iniciar un proceso de configuración con Cristo, Buen Pastor. Esto lo podemos ir logrando mediante celebración de la Eucaristía diariamente; es por esta razón que los seminaristas vamos creciendo en nuestra fe y vamos conociendo el camino que debemos seguir.

En este sentido, el candidato al presbiterado no solamente debe preocuparse por su buen comportamiento o su rendimiento académico, que debe ser excelente, sino más bien debe estar atento a su vida espiritual la cual es la más importante, siendo la que en muchas ocasiones no alimentamos suficientemente.

La Eucaristía es el alimento espiritual que debemos brindar a nuestra alma, alimento que encontramos no en un gran banquete sino en la Eucaristía diaria, ella representa una manera de vivir la vida cristiana o de configuración más cercana a Cristo; es por esta razón que la Eucaristía en la vida del Seminario es de vital importancia y por eso nunca debe ser remplazada por nada ni por nadie.

A este propósito, quisiera que recordemos las palabras de excelentísimo Sr. Card. José Francisco Robles Ortega, quien, dirigiéndose a los seminaristas, dijo: “El Misterio del Cuerpo y la Sangre de Nuestro Señor es lo que da razón de ser y pleno sentido al fin que busca nuestra casa de formación”; es justamente lo que también buscamos los seminaristas del Seminario Mayor la Providencia de El Espinal, tener ese sentido de pertenencia a Cristo a través de la Eucaristía.
Para poder ser esos discípulos que buscamos el camino de la verdad, debemos estar atentos: Vino entonces a los discípulos y los halló durmiendo, y dijo a Pedro: ¿Conque no pudisteis velar una hora conmigo? (Mt, 26. 40), ¿no es tan parecido a nuestra vida Seminario?, a veces llegamos sin ánimo debido a ese encuentro, o hasta peor nos quedamos dormidos como los discípulos y no apreciamos ni valoramos lo que hizo Jesucristo en la cruz por nosotros, sino que más bien, volvemos ese encuentro como algo rutinario, y no con la fe y el amor debidos.

Es la Eucaristía el momento más importante de todos nuestros días en nuestra casa de formación, porque es ahí donde hacemos memoria de Cristo, el Buen Pastor y es donde podemos apreciar la belleza, lo importante que es seguir a Cristo.

Es por esta razón que todo joven que quiera ser sacerdote debe estar configurado con Cristo, mediante la Eucaristía y la comunión diaria, es esta la que alimenta nuestro espíritu, es como ir a una fiesta y no comer nada, es por esta razón que debemos estar visitando el Sacramento de la Reconciliación, para poder participar de estas dos grandes oportunidades que nos da Dios de poder conocer más cerca de su único hijo, Jesucristo.

Por: Hernán Santiago
Rodríguez Barreto
Seminarista de Segundo año
de Filosofía

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*