Editor al lector

Cómo no dar gracias a Dios por permitirnos empezar un nuevo año, cargado de esperanza por los proyectos a realizar, que sin duda alguna, al colocarlos en las manos del Señor, se convertirán en realidad, porque cuando confiamos, no en nuestras fuerzas y sabiduría, sino en la gracia y ayuda de Dios, todo es posible, todo se alcanza, porque para él nada es imposible, él todo lo puede.

Dejamos y colocamos en la presencia del Señor las fatigas, cansancios, fracasos, como también las alegrías y los triunfos del año pasado, con la conciencia limpia de haber hecho lo que teníamos que hacer y en el momento indicado como buenos administradores del proyecto de vida a nosotros confiado.

El periódico diocesano “LA MISERICORDIA” agradece a cada uno de los sacerdotes, comunidades parroquiales y fieles laicos, el esfuerzo, la entrega y dedicación desinteresada por ayudarnos a evangelizar a través de este medio y confiamos que continúen con el mismo entusiasmo, donde busquen sólo agradar a Dios y contribuir a la formación religiosa, ética y moral de nuestros católicos, en esta porción del pueblo de Dios. La continuidad del proyecto del periódico es obra de todos.

El Periódico a provecha esta oportunidad para invitarlos a unirnos a la oración del papa y de los obispo, por el buen éxito del Sínodo, convoca-do por el papa Francisco para octubre del 2018 sobre “la juventud, la fe y el discernimiento vocacional”, tema que será tratado en continuidad con los resultados de la exhortación post-sinodal AMORIS LAETITIA.

Que la oración unida por los jóvenes den resultados, para que ellos, como lo dice el papa: “Los jóvenes dejen que Cristo los alcance”, y así tener jóvenes alegres y comprometidos con cristo y su Iglesia y que ellos puedan decir con San Luis María Griñon de Monfort: “Soy todo tuyo Oh María, y todo cuanto tengo, tuyo es”.

Orlando Salazar Duque. Pbro. PhD

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*