+ Pbro. Darío Martínez Amariles (1927 – 2018)

Sacerdote de la Diócesis de El Espinal. Nacido el 16 de junio de 1927 en Pacora, Caldas. Hijo de Eduardo Martínez y Evangelina Amariles. Realizó sus estudios de primaria y secundaria en su tierra natal. Fue ordenado sacerdote el 20 de noviembre de 1966, por el Excelentísimo Monseñor Jacinto Vásquez Ochoa (Q.E.P.D.). Celebró su primera Eucaristía en acción de gracias en Pacora, Caldas, el 8 de diciembre de 1966.

Pastoralmente se desempeñó en los siguientes encargos:

• Vicario parroquial del Santuario Diocesano de Nuestra Señora de la Candelaria y del Amparo en Purificación, Tolima.
• Fue el primer párroco en la Parroquia Inmaculada Concepción de María en Santiago Pérez, en 1967 hasta 1974, donde fue fundador del colegio y primer rector del mismo.
• En 1975 fue nombrado párroco de la parroquia Nuestra Señora del Carmen de Gaitania, Tolima, tomando posesión como el segundo párroco de allí, hasta el 2004. Además de ejercer sus funciones como sacerdote, también fundó el colegio y fue el primer rector de la Institución, en la cual sacó adelante 12 promociones de estudiantes; también ejerció funciones como líder comunitario siendo el presidente de la Junta de Acción Comunal, promotor de la creación de la sede del Banco Agrario y de la Estación de Policía. En 1982 trae el apoyo espiritual de las Hermanas Misioneras de la Madre Laura.

Durante el desarrollo de su ministerio sacerdotal, llevado a cabo a lo largo del territorio del sur del Tolima y algunos municipios del Huila, se considera como un misionero incansable, dedicado a la visita de las veredas y de la administración de los sacramentos. Fue un formador de juventudes, ya que brindaba oportunidades de estudio a jóvenes de escasos recursos y de las veredas, tanto de bachillerato como universitarios. Fue un gran promotor de vocaciones, dando como resultado sacerdotes diocesanos y religiosos al servicio de la Iglesia. Además, el territorio donde trabajó era golpeado por grupos al margen de la ley y considerada una zona roja de conflicto armado, fue un conciliador en diversos procesos de paz de la región.
Agradecemos al Padre Darío por sus más de 50 años de vida sacerdotal e imploramos a Dios por su eterno descanso y desde el cielo siga intercediendo por nuestra Diócesis y nuestra amada Iglesia.

Fernando Navarro. Pbro.
Párroco parroquia el Divino Niño Jesús, Melgar – Tolima

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*