LA EDUCACIÓN, BASADA EN EL ESTUDIANTE: AUTO-APRENDIZAJE

Profesionales FUNDES

Si se quiere educar para la vida, esta debe basarse en el estudiante: Auto-aprendizaje. Para su sustento, se tiene en cuenta que con los avances de la técnica, la creatividad desarrollada, la autonomía propia, la multiplicidad de las cosas, los diferentes procesos de aprendizajes propios de los campus, las diferentes capacidades de atención y retención mental propias del desarrollo de habilidades de pensamiento; y, hoy más que nunca, la educación ha de estar centrada en el auto-aprendizaje y los procesos investigativos han de apuntar a fortalecer el método pedagógico del auto aprendizaje. La universidad, en su campo investigativo, a de prestar atención a la necesidad de iluminar el proceso de acceso al conocimiento, con herramientas significativas; de tal manera que la educación transforme al estudiante en un ser con capacidad de ser feliz y de contribuir profesionalmente al cambio social, cultural, económico y político.

Por tal razón, se hace necesario, que los centros de investigación propicie la educación en el Auto-aprendizaje y fortalezca cinco valores, que a mi juicio, debe desarrollar y cultivar la persona que emprende el camino al éxito, amparado en la pedagogía del Auto-Aprendizaje. Ellos son: Disciplina, Constancia, sensatez, auto-estima y auto- evaluación.

La disciplina lleva a millones de persona a la cima del éxito, porque “hace lo que debe de hacer, cuando debe de hacerlo, tengas o no tengas ganas en ese momento”. Sin embargo, un significativo número de personas que han fracasado en sus proyectos, ha sido por falta de disciplina, que postergan su qué hacer para después. Postergar significa, según el diccionario, “aplazar una acción, demorar y posponer hasta otro día u otro momento.” Hoy lo hace por cansado o porque tiene mucho trabajo, mañana y los demás días lo hace por pereza, por costumbre, fracasando de esta manera sus proyectos e ideales de su vida. Mata sus ilusiones de ser un buen profesional, sin darse cuenta, por falta de disciplina. La persona disciplinada practica el adagio popular: “No dejes para mañana, lo que puedes hacer hoy”.

Por otro lado, la constancia es fundamental para alcanzar las metas y mucho más, cuando son proyectos a largo plazo o difícil de conseguir, como es un título académico o los resultados de una investigación. Para lograrlo se requiere empeño, dedicación y perseverancia. Por falta de la constancia, genios y talentosos se han quedado en la mitad de su carrera y en proyectos inconclusos, y los que no son ni genios, ni talentosos, han llegado hasta el final, así lo demuestra la experiencia de la vida.

Por su parte, la sensatez es propio de los prudentes, de los reflexivos y críticos. La sensatez es definida como: “Capacidad propia de los seres humanos para conducir sus actos, obras y pensamientos, guiados por el sentido común”. El sensato sabe que él y sólo él es el responsable de su éxito y felicidad. “Si no quieres ver tus deseos frustrados no desees jamás sino aquello que sólo de ti depende.” Una de las dificultades para alcanzar lo deseado es querer que otros hagan por mí, lo que yo debo de hacer. Aquí empieza la frustración y el fracaso.

De igual manera la auto-estima es el marco de referencia desde el cual se proyecta. Es parte fundamental para que el hombre alcance la plenitud y autorrealización. Es la fuerza para proyectarse y alcanzar las metas, es el dinamismo de la creatividad y productividad, es decir, es la plena expresión de sí mismo. Podemos decir, además, que la auto estima es la fuerza habitual de pensar, amar, sentirse así mismo. Es la base de nuestra existencia, el valor sustancial de nuestra propia vida, abarca la totalidad de todos los sentimientos, experiencias, ideas, pensamiento y juicios. La autoestima surge de lo más profundo del ser e involucra los aspectos más significativos de nuestra propia identidad. Ella, la autoestima, enriquece y capacita al hombre para formarse y para emprender metas altruistas. La carencia de la autoestima, lleva al hombre a sentirse devaluado, indeseado y en la mayoría de los casos, es la causa de las metas inconclusas. Dice R. SCHULLER: “DALE A UN HOMBRE UNA AUTO-IMAGEN POBRE Y ACABARÁ SIENDO UN SIERVO”.

José Orlando Salazar Duque. Pbro. Ph.D

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*