PREGÓN

MES MISIONERO EXTRAORDINARIO

“CALLEJEAR LA FE HASTA LOS CONFINES MÁS LEJANOS”

El papa Francisco ha convocado a toda la Iglesia para realizar un mes misionero extraordinario, en octubre de 2019, con el fin de “despertar aún más la conciencia misionera de la misión adgentes y de retomar con un nuevo impulso la transformación misionera de la vida y de la pastoral”. “Bautizados y enviados: La Iglesia de Cristo en misión en el mundo, es el lema de este acontecimiento”.


Ha pedido el Papa que este mes de octubre sea la ocasión para que todos los bautizados “llevemos en el corazón el anuncio del Evangelio y la conversión misionera y evangelizadora de las propias comunidades” y para que crezca en todos el amor por la misión, que “es una pasión por Jesús, pero, al mismo tiempo, una pasión por su pueblo”.


Esto responde a la perenne y constante invitación de Jesús: “Vayan por todo el mundo entero y anuncien la Buena Noticia a toda criatura” (Mc 16,15). Evangelizar constituye, en efecto, la dicha y la vocación propia de la Iglesia, su identidad más profunda. Ella existe para evangelizar.


La Diócesis del Espinal, y en ella la Parroquia de Nuestra Señora del Rosario la Catedral, sede por derecho del Obispo, acoge con fe, amor, adhesión y a alegría este llamado del papa y del Obispo Diocesano, para la realización de este mes misionero extraordinario, articulando esta iniciativa con el anuncio Kerigmática, cuyo significado es pregón misionero, definido en nuestro plan pastoral Diocesano 2019, en su página 63 y su lema, como lo muestra en la portada principal: “CON CRISTO EN EL CORAZÓN, SIENDO TESTIGOS DE LA ESPERANZA”. (1Pe 3,15)


La acogida de este anuncio nos lleva a la conversión, a la adhesión y a la consagración a Jesús, amando a nuestra Iglesia y sacando tiempo para reunimos en el nombre de Jesús para buscar juntos el reino, construirlo y vivirlo. De esta manera tendremos comunidades Evangelizadas y Evangelizadoras.


Que nadie postergue su compromiso al llamado; y el llamado es para todos. Esto será posible a la acción del Espíritu Santo. Él es quien impulsa, Como lo pide en su oración el papa Francisco en su convocatoria: “que el mes misionero extraordinario sea un tiempo de gracia intensa y fecunda para promover iniciativas e intensificar de manera especial la oración —alma de toda misión—, el anuncio del Evangelio, la reflexión bíblica y teológica sobre la misión, las obras de caridad cristiana y las acciones concretas de colaboración y de solidaridad entre las Iglesias, de modo que se avive el entusiasmo misionero”.


Que el Espíritu Santo y la Santísima Virgen María, en la advocación nuestra Señora del Rosario, patrona de la Diócesis y de la catedral, nos acompañe y asista en esta bella iniciativa del mes de octubre, mes misionero extraordinario.

José Orlando Salazar Duque. Pbro.PhD

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*