COMUNICADO DE RECTORIA

Los saludo con mis mejores deseos de bienestar, de gratitud por su solidaridad, su tenacidad en el afrontamiento de estas medidas de prevención que nos han tomado por sorpresa a todos, tanto en nuestra casa de estudios como en todo el País e incluso el mundo entero. Quisiera invitarlos a fijar nuestra mirada en el futuro próximo con la esperanza que caracteriza nuestra FE de FUNDESinos.

No es ni será la primera vez que nuestra institución debe superar dificultades de este calibre, confiamos en que esta no será la excepción y con la decida voluntad de todos ustedes, estudiantes, profesores, colaboradores y por supuesto sus familias, podremos contribuir con un granito de arena a la recursividad para recuperarnos como sociedad no solo de la epidemia en sí, sino de todos sus tremendos efectos colaterales para nuestras relaciones laborales, financieras, sociales, CIENCIA, FE y LIDERAZGO, estas semanas de aislamiento social no han significado vacaciones ni para los estudiantes ni mucho menos para los profesores, hemos sido testigos de su mayor compromiso consigo mismos y con su proyecto de vida y laboral.

Junto con el consejo académico se han ido dando pasos que han ido resultando en ajustes y mejoras para toda nuestra institución en cuanto a su propósito y objetivo de ser, continuar la formación de Profesionales integrales a través de este ejercicio educativo ahora mediada por las tecnologías de la comunicación.

La infraestructura tecnológica tan precaria en nuestra región ha sido una prioridad en mi administración, no por esta coyuntura específica, sino de tiempo atrás, habíamos ido tratando de ponernos a la altura de los avances en esta área, y prestar un mejor servicio a todos, la plataforma académica ya más de seis años que nos acompañaba con todos sus recursos, la ampliación de la estructura de equipos, el robustecimiento de la conectividad más alta con la que las empresas comerciales nos ofrecen en nuestra ciudad, la biblioteca virtual, los recursos pedagógicos y simuladores que han estado al alcance de todo el cuerpo docente y estudiantil, sin mencionar las estrategias de formación profesoral que semestralmente se procuran ir implementando en una clara tendencia de crecimiento y mejoramiento.

Todo este esfuerzo ha permitido que hoy vamos viendo con otros ojos lo que inicialmente nos parecería una cruda tragedia imposible de afrontar. Naturalmente ha habido tropiezos, pero seguiremos atesorando los esfuerzos de ustedes y de sus familias para que el enrutamiento de nuestras voluntades pueda hacer convergencia con la suya y así logremos el camino de la calidad humana y académica en el proyecto de vida profesional que nos hemos fijado entre todos.

Comparando la primera semana del aislamiento preventivo obligatorio a como estamos ahora en el uso de las aulas virtuales, con las que estamos cubriendo más del 95% de las asignaturas realmente nos da un parte de tranquilidad. La inicial angustia ante lo desconocido nos ha abierto la puerta a un panorama completamente distinto en el que este ambiente de aprendizaje ya no es amenazante, sino que ahora se convierte en una grandísima oportunidad de aprovechamiento de muchas cosas que, habiendo estado ahí, no las habíamos atesorado, llámense biblioteca, simuladores, recursos virtuales, entre tantos otros.

Bienestar universitario incansablemente ha estado trabajando con su equipo y la coordinación de Acompañamiento personal y profesional (APP) han estado al tanto de la realidad de cada estudiante, su familia, sus condiciones y ha hecho el trabajo de orientación y acompañamiento de las estrategias de afrontamiento, no solo en el factor técnico sino en el factor humano. Han reactivado gran cantidad de los cursos, así como los grupos culturales, en recursos humanos se han hecho programas especiales para trabajadores y sus familias. Probando que es posible tener éxito en la formación integral y en el alcance amplio en la asistencia con las tecnologías.

La ayuda espiritual ha sido un punto esencial desde la capellanía, la Rectoria, el departamento de comunicaciones, se ha estado disponibles acercándonos a la realidad de interpretación y de sentido, una re-lectura de la realidad en tono de esperanza y de proyección activa para no dejarnos vencer por el pánico sino avanzar con la firmeza de la creatividad y recursividad racionada, todo siempre mediado por la fe y la prudencia.

La prioridad en todo ha sido el trabajo concertado en aras del logro académico de calidad, la institución ha ido realizando un enorme esfuerzo, sus profesores y administrativos se han dedicado disciplinadamente en este ejercicio sorpresivo para darlo todo de sí y asumir las directrices sobre la evaluación, la flexibilización, las metodologías, entre tantos otros retos personales que debimos afrontar.

Resulta ahora mucho más claro el concepto que lo académico debe ir siempre muy de la mano con el bienestar integral de las personas, esto nos lleva a entender que siempre, la educación: sea presencial o a distancia o mediada por tecnologías, allí el aprendizaje no depende exclusivamente ni del profesor ni del edificio, ni del uniforme: será siempre la disciplina personal y deseo interior de cada uno de los que realmente quieren luchar por sus ideales, demostrando que sus sueños no son solamente palabras sin significado. En cada uno de nosotros encontraremos la fuerza que por ser la creación más maravillosa de Dios tenemos: nuestro espíritu, enriquecido éste siempre por el Espíritu Santo si lo dejamos que nos guíe.

El informe recibido en el pasado consejo académico (15/05/2020) ofreció una mirada esperanzadora en la factibilidad del ejercicio educativo, se resaltan de esta manera las bondades que nos ha traído esta etapa de aislamiento obligatorio: hemos podido rescatar lo que es verdaderamente esencial en cada asignatura, vemos con mayor claridad sus objetivos de aprendizaje y hemos sacudido tantos aspectos accesorios -que ahora podemos añorar- pero que no eran realmente los más importantes.

Seguiremos implementando nuevas medidas de flexibilidad para mejorar la calidad, se irán estableciendo paulatinamente y se irán socializando debidamente. Es importante tener en cuenta que todas las decisiones que estamos tomando están alineadas con las directrices dadas por el Gobierno Nacional, así que muchas de las preguntas que se hacen actualmente los estudiantes todavía son inciertas debido a que todo está ocurriendo sobre la marcha.

El ministerio de educación hasta ahora nos marca un panorama en el que el semestre A del 2020 lo debemos terminar con estas clases remotas, ya que aunque la medida iba hasta el 31 de mayo, sin embargo, dadas las circunstancias, y tomando en cuenta las recomendaciones del Ministerio de Salud, el Gobierno Nacional considera que se debe continuar con esta estrategia. El propósito de esta restricción es que a inicios de agosto se pueda retornar a las clases presenciales.

Uno de los aspectos que más nos preocupa a todos es lo económico, escuchamos hablar de niveles de deserción, de índices de desempleo de curvas de muertes, de toda suerte de desastres económicos y materiales: sin embargo, sabemos que tenemos talento, que las decisiones que se han ido tomando han sido oportunas y en la medida de las posibilidades han ido respondiendo en buena manera a lo que nos habíamos propuesto. No nos dejamos amedrentar por los ahora tantos profetas de desgracias, y mucho menos nos haremos participes de profecías autocumplidas. El sistema educativo para el semestre B2020 nos desafía de manera inusual, hay que diseñar cómo podemos desarrollarlo en una presencialidad con grandes restricciones. Mientras no haya una vacuna para el virus tendremos muchos retos ahí.

FUNDES desde sus inicios se ha distinguido porque contando únicamente con la buena voluntad de pago de sus estudiantes a unos costos significativamente más bajos que otras opciones en la región, sin embargo, se ha ido posicionando en la gestión con calidad en la formación y en la administración. En medio de la sencillez, FUNDES en su recorrido histórico ha sido generosa ofreciendo descuentos, estímulos y oportunidades, y seguramente este semestre venidero no será la excepción.

Nuestra universidad sigue atenta al análisis y proyección con varios planes alternativos, pero al momento, como institución estamos, como el resto de la sociedad, en una absoluta incertidumbre, vamos a ver qué impacto tienen las medidas que ofreció el Gobierno para todos los ciudadanos. También influirá lo que digan las autoridades sobre la presencialidad restringida. Sobremanera influirá el comportamiento de responsabilidad social en estos meses venideros de junio y julio en el que se jugará el todo por el todo con las cifras de contagios, será este buen comportamiento ciudadano lo que en realidad le permitirá a las regiones reactivarse.

El estado financiero de nuestra Institución universitaria es estable como exige la ley, y como todas las IES somos vigilados por el MEN, no es una institución con superavit permanente ya que cualquier excedente se reinvierte constantemente según el plan de desarrollo institucional. Lo cual se puede constatar con las inversiones estructurales, ofimáticas, tecnológicas, calidad de docentes, formativas gracias al ejercicio administrativo esforzado y siempre atento a la buena ejecución de la misión institucional.

Aun así, la Universidad está en estudio del fortalecimiento de los planes de descuento que se habían ya preparado en el presupuesto del año 2020, con los resultados más accesibles en la región, y estamos preparando planes de acompañamiento para cada caso en particular, con fines de ayudar a resolver situaciones económicas individuales, oportunamente estaremos difundiendo esta información para promover la permanencia y continuidad académica.

Cuando el camino se hace duro, solo los duros siguen caminando… decían los jóvenes de mi época… Es ahora cuando debemos mostrar fortaleza, especialmente en estas circunstancias de dificultad, pues ellas son fundamento esencial de nuestra manera de entender el vivir, no luchamos solo por la CIENCIA, necesitamos la FE que nos impulse al LIDERAZGO suficiente para salir de este impase. Los recursos recibidos hasta ahora deben dejarse salir a flote en una propuesta constructiva para todos, reconociendo las capacidades y también las limitaciones, y con ellas podremos reforzar los ideales y llevarlos a buen término para el bien de la región y por ende de todos nosotros.

José Roberto Guzmán Villanueva. Pbro
Rector Fundacion Universitaria de Estudios Superiores Mons. Abraham Escudero

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*