FUNDES 20 AÑOS

22 de Julio de 2021

Muy estimadas autoridades y representantes de nuestra sociedad del Espinal, queridos amigos e invitados especiales.

Para mí es un gran honor poder celebrar este 20º. Aniversario de nuestra institución universitaria diocesana FUNDES, la cual ha jugado un papel invaluable en la historia de nuestra región tolimense, preparando jóvenes con valores humanos, espirituales e intelectuales, para que aporten lo mejor de sí mismos para el bien de nuestra región y nuestra patria.

La Iglesia Católica en sus dos mil años de existencia ha podido evangelizar mediante la educación a muchos cientos de miles de personas, que han encontrado en nuestras instituciones académicas una formación humanística, integral, pues no es suficiente la ciencia para tener mejores seres humanos, pues la persona humana no es sólo inteligente, sino también espiritual.

Hace 20 años, Mons. Abraham Escudero Montoya, tuvo la feliz idea de fundar esta institución universitaria, pensando en el bien de nuestros jóvenes y las familias de esta región. Hoy, continúa con plenitud de vida, acogiendo a nuestros jóvenes ofreciéndoles los conocimientos más necesarios para contribuir al desarrollo de esta región, tan estratégicamente ubicada en el centro del país. Esta región tan llena de riquezas naturales, necesita hombres y mujeres bien capacitados para contribuir al bien de Colombia, no sólo en lo económico y productivo, sino en la construcción de una sociedad cada vez más humana y más cristiana. Con estos ideales se han hecho y se seguirán haciendo numerosos convenios y se ofrecerán programas universitarios y eventos académicos y formativos de distintos niveles, según sean las necesidades que los tiempos requieran.

Nos recuerda el Papa Francisco al proponer el PACTO EDUCATIVO GLOBAL, que la educación está llamada a considerar a la persona en su integridad de alma y cuerpo, naturaleza y sobrenaturalidad, conocimiento y acción, libertad y gracia. En este marco, es evidente que el proceso educativo tiene un carácter no solo formativo, sino también humanizado y socializador, dirigido a hacer que el ser humano se descubra a sí mismo como persona en relación con la sociedad.

El Papa, en su presentación del pacto Educativo Global alude a un proverbio africano que dice: «para educar a un niño, se necesita una aldea entera». Por tanto, debemos construir esta aldea como condición para educar. El terreno debe estar saneado de la discriminación con la introducción de la fraternidad.

“La educación es una tarea llena de esperanza que nace del amor… Es el arma transformadora para asegurar un futuro de justicia y paz”, debe dar herramientas para que los nuevos ciudadanos puedan tener una concepción correcta de lo que es la política, economía, ciencia y sociedad, todo a partir de una visión correcta de la dignidad de la persona humana y la trascendencia de su ser y sus acciones.

Ciencia, fe y liderazgo, serán siempre los ideales que guíen nuestra institución, y en estos 20 años, “inspirando más valor y transformación” es el lema que caracteriza el trabajo que en este tiempo estamos viviendo.

Agradezco al P. Roberto José Guzmá y a todo su equipo de trabajo por el empeño y profesionalismo que han impregnado en su misión al frente de FUNDES, y les auguro muchos más éxitos, no par una pasajera gloria humana, sino para la perenne gloria de Dios.

Miguel Fernando González
Mariño
Obispo del Espinal

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*